DEPENDENCIA Y DEPRESIÓN EN LA ADOLESCENCIA

Profesor François Marty

1. El problema de la depresión

La depresión es una manifestación afectiva reactiva a la pérdida del objeto o a la pérdida del amor por parte del objeto que se traduce en un afecto de tristeza, una inhibición psicomotriz, una ralentización de la acción, ideas suicidas, una auto-desvalorización, un descenso de la autoestima, un sentimiento de fatiga, acompañado con frecuencia de perturbaciones del sueño; un dolor moral enfin, a veces intenso, que parece inculpar al sujeto. Todas estas manifestaciones no están necesariamente presentes en el cuadro de la depresión. Esta puede ser considerada como la manifestación de un sufrimiento que se traduce en una dificultad importante para hacer el duelo de un objeto, pero también puede ser considerada como una tentativa de elaboración psíquica de la angustia ligada a esta pérdida del objeto.

Hay que diferenciar la depresión melancólica (vertiente psicótica) en la que domina un muy fuerte dolor moral, la culpabilidad, la persecución – la autoacusación que puede llegar hasta el delirio -, de la depresión neurótica (vertiente de descompensación neurótica) en la cual el sentimiento de culpabilidad es más discreto, el dolor moral menos intenso.

En el primer cuadro se trata de un desmoronamiento de las defensas lo que da lugar al riesgo de una evolución hacia la psicosis bipolar, siendo la fase melancoliforme de esta patología a menudo gravísima con un elevado riesgo de pasaje al acto suicida.

En cuanto a la depresión neurótica se manifiesta con ocasión de acontecimientos vitales traumáticos que dan cuenta, con mayor o menor intensidad, de la experiencia de la pérdida del objeto. La fragilidad narcisista de estas personalidades favorece la descompensación néurótica. En ambas situaciones, el sujeto no consigue elaborar esta experiencia del duelo del objeto, ocupando el yo del sujeto de alguna forma el lugar del objeto perdido en el caso de la melancolía, mientras que el trabajo de duelo obstaculizado, momentánea o duraderamente, conduce al paciente neurótico a poner en marcha conductas y estrategias anti-depresivas variadas.

Revista de Psicosomatica Relacional N°2

 

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

APM
 
Contáctanos
 
  • Conmutador:
  • 5596-00-09
  • 5596-74-27
  • 5596-83-72
  • 55-96-72-92
  • 5251-95-90
  • e-mail:info@apm.org.mx
Información
 
  • Bosque de Caobas 67,
  • Bosques de las Lomas,
  • Deleg. Miguel Hidalgo
  • 11700 México, D.F.
ASOCIACION PSICOANALÍTICA MEXICANA ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS 2018

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?