El siguiente artículo fue comentado por su autora Delia M. Hinojosa Amavizca, Presidenta de la APM durante el
programa de Eddy Warman. El tema del suicidio, depresión y bullying serán abordados en el Congreso de la
Asociación Psicoanalítica Mexicana “México en el Diván”, los días 26, 27 y 28 de enero de 2018.

Es innegable que la serie “13 reasons why” transmitida recientemente ha generado gran interés. Trata sobre la vida de una adolescente de 17 años que aparentemente lo tenía todo, pero varios acontecimientos la llevan a quitarse la vida y decide enviar un casette a las personas que culpa de su suicidio. El debate gira en torno a si es adecuado verla, si incita a que los adolescentes tomen el camino del suicidio ante sus malestares, si toca adecuada y responsablemente los temas que ahí se abordan.

Considero un deber como profesionista de la salud mental y dedicada al trabajo con adolescentes tratar de informar más acerca de los temas que la serie plantea. Si bien el tema principal es el suicidio, hay varios temas cruciales a lo largo del programa que son en gran medida antecedentes de la decisión tomada por Hanna, protagonista de la historia. La serie menciona el Bullying, el abuso sexual, la estructuración de la identidad, problemas de género, adicciones, abandonos, entre otros. Hanna y sus compañeros viven problemas que son comunes en la adolescencia y con los cuales todos los adolescentes pueden identificarse ya que están transcurriendo esta etapa de la vida matizada por conflictos muy específicos como la configuración de la identidad, la búsqueda de reconocimiento, el amor, la lealtad, pertenecía a un grupo, dificultades con la autoridad; pero aborda otros que son relativos a la sociedad y núcleo familiar que les ha tocado vivir. Además, quisiera destacar que la serie toca sentimientos que son comunes en las personas, la venganza, la culpa y el odio; afectos que no suelen ser hablados con facilidad y que por el contrario, son difíciles de identificar y muchas veces se llega a ellos solo con un proceso de psicoterapia.

La adolescencia es una etapa de la vida difícil y dolorosa, que esta matizada por los diferentes cambios tanto en aspecto físico como en la vida emocional, esto provoca en los adolescentes cierta fragilidad emocional en un momento donde los retos de la vida son grandes y de gran trascendencia. La compañía de los adultos se hace significativa pero desafortunadamente muchas veces están poco disponibles, por lo que los adolescentes tienen que enfrentar sus angustias solos o buscando el apoyo de su grupo de pares los que están trascurriendo los mismos conflictos y que muchas veces dan soluciones superficiales e inadecuadas, como es inducir a las adicciones para sumergir las angustias o a otras conductas de riesgo.

La protagonista, Hanna, es objeto de una serie de humillaciones, abusos, acoso tanto de hombres como de mujeres quienes se burlan de ella y difunden aspectos de su privacidad.

Los adolescentes se coluden para lograrlo, las mujeres la rechazan dominadas por envidia y rivalidad, los hombres se alian en estos juegos humillantes pero que los hace sentirse reafirmados en su hombría y aparente sentimiento de superioridad.

Al final de la serie vemos a Hanna acudir a un consejero de la escuela quien al saber la verdad acerca del sufrimiento de la chica muestra una falta de empatía, respeto y conocimientos acerca de la salud mental, provocando el ultimo desencuentro para que la protagonista tome la fatal decisión: el suicidio. Pero antes de cometer el acto suicida envía cintas a los que considera responsables de su fatal decisión, podemos pensar que el deseo puede ser la venganza e infringir daño a los que ella considera se lo hicieron. Sacar su rabia y frustración, aunque no por los canales adecuados. En la serie Hanna aparece como espectador del sufrimiento de sus acosadores, parece gozar de la venganza infringida a los que considera los causantes de su dolor, esto nos habla de la angustia y sentimientos de aflicción que ocasiona el suicidio en las personas a su alrededor. Esta es otra dimensión que debe ser comprendida cuando se habla de suicidio, los individuos que están directamente involucradas con el suicida se quedan muy afectadas por lo que es de suma importancia que reciban atención profesional para elaborar el suicidio de su familiar o amigo.


Muchos adultos están preocupados porque la serie sea una invitación al suicidio, creo pertinente señalar que el suicidio es un proceso en el que se piensa, se prepara hasta finalmente cometerlo, no es una situación que se dé de un momento a otro; la persona que comete este tipo de actos tiene un problema emocional que no ha sido detectado, diagnosticado y atendido. El suicidio está ligado a la depresión, pero no todo el que se suicida está deprimido ni todo depresivo se suicida. En el suicidio se observa una inadecuada metabolización de la agresión, hay un dolor muy intenso que vive el adolescente y deseos de aliviar el mismo, coincide que las circunstancias externas se coluden con un trastorno emocional y precipitan al acto suicida. Hay otras patologías que se ligan al suicidio como, por ejemplo, las adicciones, el trastorno afectivo bipolar, la psicosis y distintos trastornos de personalidad como la limítrofe.

Considero que ver la serie es una oportunidad para que los adultos sean sensibles al tema y hablen con los adolescentes para, primero, puedan pedir ayuda y pensar lo que les sucede, así como poder abrir espacios al diálogo y que puedan comunicar lo que ellos sienten. Tal vez podamos crear consciencia del daño que se hace con el hostigamiento, cuando se falta al respeto a la los otros, pero también a la propia persona; los jóvenes en esta edad necesitan más que nunca distinguir entre lo que es externo a ellos y lo interno que los predispone a la autoagresión. Enseñarles que pueden hablar de lo que les duele emocionalmente ayuda a crecimiento, y mostrarles que pueden recibir atención profesional, evitar que se sientan solitarios, ensimismados y sufriendo. La serie nos lleva a reflexionar lo anterior y no a negarlo. Debo puntualizar que los papás, al ser quienes conviven más con sus hijos son los primeros responsables de prevenir el suicidio no negando que hay un problema, por lo que deben estar bien informados al respecto.

Por otro lado, quiero hacer hincapié en la urgente necesidad que ante la gran incidencia de suicidios en adolescentes se exija a las escuelas que tengan profesionales en la salud mental de alta calidad, que sepan evaluar, de hacer una entrevista psicológica a profundidad para detectar factores del riesgo y sufrimiento, que sepan hacer diagnósticos y pronósticos precisos de la enfermedad subyacente a los trastornos que llevan al suicidio. Los hospitales deben tener personal capacitado y un equipo multidisciplinario ya que este tipo de problemas debe ser abordado por diferentes especialistas como Psicoterapeutas, psiquiatras, neurólogos, terapeutas de familia, de grupo entre otros.

Para solicitar más información, escribir a la autora.

*La autora es Psicoterapeuta, Psicoanalista de niños, adolescentes y adultos. Actual Presidente de la Asociación
Psicoanalítica Mexicana. Ex Directora de la Comisión de Consejo Profesional de la Federación Psicoanalítica de
América Latina.

Taine #229 Int. 704 Col. Polanco C.P. 11560
deliahinojosa@gmail.com
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

APM
Contáctanos
  • Conmutador:
  • 5596-00-09
  • 5596-74-27
  • 5596-83-72
  • 55-96-72-92
  • 5251-95-90
  • e-mail: info@apm.org.mx
Información
  • Bosque de Caobas 67,
  • Bosques de las Lomas,
  • Del. Miguel Hidalgo
  • 11700 México, CDMX
ASOCIACIÓN PSICOANALÍTICA MEXICANA. ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS 2018

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?